Cuando la multitud hoy muda, resuene como océano.

Louise Michel. 1871

¿Quién eres tú, muchacha sugestiva como el misterio y salvaje como el instinto?

Soy la anarquía


Émile Armand

martes, marzo 29

1er festival de cine anarquista de Barcelona


En los últimos años han tenido lugar varios festivales de este tipo en Canadá, Europa y Australia, pero sobre todo en los Estados Unidos. Se trata de festivales organizados por directores independientes, documentalistas, artistas y activistas que confluyen en un espacio propio. Es un festival con sus propias características.
En la actualidad, cuando hablamos de un festival de cine, estamos hablando de una fiesta y luego, casi simultáneamente, de un negocio. La fiesta viene por definición: sentarse a ver películas es ya en sí mismo un acto festivo. Los negocios surgen de la naturaleza de esta fiesta. Una buena cantidad de negocios comienza a gestarse en los festivales, en un ambiente distendido. Y este mismo hecho hace que los festivales tengan que amoldarse al negocio y no al revés. Los negocios son un fenómeno cada día más frecuente en los festivales. De hecho, a menudo, se olvida aquello para lo que están los festivales: para mostrar películas y charlar con quienes las hacen.
Esta lógica tiene algo de perverso, y es que los festivales tienen en sí mismos una influencia en la producción de las películas. Si una película gana un festival, no le garantiza que instantáneamente aumente o mejore sus ventas comerciales o su distribución (aunque haya festivales directamente diseñados para esto). Le garantiza instalar el nombre de su director en un ambiente cultural determinado. El negocio de los festivales es un negocio basado en el prestigio.
Un festival de cine anarquista surge directamente tanto del activismo cultural como del activismo político. Se trata de un espacio horizontal en el que no hay diferencias entre espectador y creador y que tienen lugar charlas y debates de igual a igual. Los autores en sí mismos son también activistas; y parte del público también puede estar realizando otro tipo de creación (editando libros, fanzines, revistas, otros documentales o películas, obras de teatro…). Normalmente en este tipo de festivales prima el género documental, puesto que son obras pensadas para generar conciencia, para contarnos historias de otras sociedades o de otras épocas. Sin embargo, tampoco nos podemos olvidar de la creación por la creación. La innata capacidad creativa de la humanidad. Por ello en este festival compartiremos experiencias y promoveremos unos medios de comunicación comprometidos y creativos. Y también nos divertiremos, eso garantizado.
No nos obsesiona tener una multitud de público, ni tenemos interés alguno en hacer de este festival un nuevo lugar para los negocios, ni de fomentar el espectáculo por el espectáculo. Nos interesa dar a conocer realidades diferentes a las que conocemos y sobre todo fomentar un espacio de complicidad entre distintas gentes. Este sería el escenario ideal, que le daría el éxito al festival y que haría que seguramente fuera replicado en otras ciudades europeas. Creemos que aún no ha sido cubierta esta necesidad político-cultural ni en la ciudad de Barcelona – salvo festivales independientes como el Creative Commons – ni en el movimiento anarquista – si exceptuamos las películas sobre la Revolución española de 1936, que sí se han mostrado con profusión.
El FCAB invita a venir y participar con sus cortos, documentales, animación, largometrajes, etc. a toda persona que se sienta anarquista, anti-autoritaria, o “anarco-curiosa” de cualquier parte del mundo. También habrá talleres y presentaciones que van más allá del “espectador de frente a una pantalla”, promoviendo el diálogo con los directores y activistas.
Para ver el programa y más información: http://fcab.tk/

sábado, marzo 26

"El perseguidor" de Julio Cortázar

video

“Si yo no hubiera escrito 'El Perseguidor'
hubiera sido incapaz de escribir 'Rayuela'."
Julio Cortázar.


Johnny Carter (Charlie Parker) toma su saxo e intenta llenar el tiempo con música. Julio Cortázar, toma su pluma (o máquina de escribir) e intenta llenar el espacio de una hoja en blanco. ¿Qué obtenemos? “El Perseguidor”, una novela corta o un cuento largo que unió magistralmente Jazz y literatura.
El libro cuenta la decadencia de un hombre, Johnny Carter (narrado por un crítico de Jazz llamado Bruno), atrapado entre la genialidad y la locura; entre un grupo de aduladores: “En el fondo somos una banda de egoístas, so pretexto de cuidar a Johnny lo que hacemos es cuidar nuestra idea de él, prepararnos a los nuevos placeres que va a darnos Johnny, sacarle brillo a la estatua que hemos erigido entre todos y defendiéndola cueste lo que cueste”; entre el tiempo real y el tiempo del be-bop.
Más allá de la cuestión explícita (el homenaje al jazz y a la figura mítica de Charlie “Bird” Parker [1920-1955]), Cortázar considera la preocupación del tiempo desde un nuevo punto de vista. Así como Proust veía el tiempo de una manera descriptiva, lenta y con superposición de tiempos pasados sobre tiempos presentes; o como Borges desde una mirada filosófica, el autor de “Rayuela” ve el tiempo desde una preocupación musical. La pregunta es evidente: Cortázar ¿quiso hacer una novela como si creara una partitura musical? Puede ser. El jazz se caracteriza por lo movedizo de sus sonidos recorriendo el tiempo, por las tensiones, por llenar el espacio y desbordarlo, hasta alterar las percepciones del oyente. Es la búsqueda de la libertad, en un avanzar sin destino y aparentemente infinito. “El Perseguidor”, a su vez, es una narración escrita con soltura, sensacional, pasando de un lugar a otro, de un tiempo a otro, sin previo aviso y sin perjudicar la continuidad; la fluidez es notable y por momentos parece acrecentarse. Bruno está con Johnny, luego solitario reflexiona en una calle, está con la marquesa, en el estudio de grabación, en una pieza de hospital con Carter, recordando Baltimore y todo parece fluir en una estructura genial, marcada por la figura impresionante y derrotada del saxofonista quien, sin duda, es un perseguidor del tiempo y de sus contemporáneos.
Al avanzar por las páginas se pasa por distintas sensaciones: desesperación, melancolía, sudor. Y todo gracias a la acidez y precisión de la mano que maneja la pluma que, como decía Bolaño, es la de un neurocirujano en esta apología del movimiento y la miseria.



Por otra parte, encontramos uno de los paradigmas de la genialidad (como pasó con Beethoven, Thelonious Monk, Brunneleschi etc.): “Es fácil admirarlos, pero tan difícil convivir con ellos”. Todos de una u otra forma soportan sufridamente a Carter: Dédeé, Bruno, Lam, los músicos etc. Y la pobre Bee muriendo en Chicago. Es cuando muere Bee que notamos un quiebre en Carter, está más frágil. Por el contrario, Cortázar nos muestra a un Bruno cada vez más fuerte, escéptico y paternal con Johnny. Por ejemplo, al volver juntos caminando del bar, Bruno cuida del saxofonista e intenta evitar el tema de Bee, incluso por momentos lo cuestiona sutilmente. Y finalmente Carter explota: “Si cuando yo toco, tú ves los ángeles, no es culpa mía. Si los otros abren la boca y dicen que he alcanzado la perfección, no es culpa mía (...) es que yo no valgo nada, que lo que toco y lo que la gente me aplaude no vale nada...”.
¿Qué nos quiso decir Carter en esta rabieta?
Que convivir con su altura musical, su genialidad compositiva, nada más lo ha hecho abrir los ojos de todo lo infinito e imposible que abarca la música y que él, siendo incluso un virtuoso, no podría alcanzar, cuestión que todo artista, por lo demás, debiera tener más que claro, pero a veces se les olvida y son felices, a diferencia de Johnny Carter y Charlie Parker.
Extraído de lectoranonimo.blogspot.com

martes, marzo 22

¡Abajo la nueva guerra en el Norte de África!

La intervención “humanitaria” de los estados de la OTAN en Libia con el propósito, esencialmente, de suministrar asistencia militar a una de las partes de una guerra civil local, ha demostrado una vez más que: no existen “revoluciones” en el Norte de África y Oriente Medio. Hay solamente una lucha testaruda y amarga por el poder, los beneficios, la influencia y el control sobre los recursos petrolíferos y las áreas estratégicas. --- El profundo descontento y las protestas socio-económicas de las masas trabajadoras de la región, generados por la crisis económica global (ataques a las condiciones de vida de los trabajadores, aumento del paro y la pobreza, profusión de empleo precario) son usados por los grupos políticos opositores para dar golpes de estado, destronar la tiranía de dictadores corruptos y seniles y ocupar su lugar. Movilizando a los parados, los trabajadores y los pobres como carne de cañón, las facciones descontentas de la clase dirigente los distraen de sus demandas económicas y sociales, prometiéndoles “democracia” y “cambio”. De hecho, la llegada al poder de este bloque variopinto de “diputados comunes” de la élite gobernante, liberales y fundamentalistas religiosos, no traerá a los trabajadores ningún cambio a mejor. Conocemos bien las consecuencias de la victoria de los liberales: nuevas privatizaciones, fortalecimiento del caos de los mercados, emergencia de los próximos billonarios y aún mayor pobreza, sufrimiento y miseria de los oprimidos y los pobres. El triunfo de los fundamentalistas religiosos significaría el crecimiento de la reacción clerical, la supresión despiadada de mujeres y minorías, y el deslizamiento inevitable hacía una nueva guerra árabe-israelí, cuya crudeza nuevamente descansaría en los hombros de las masas trabajadoras. Pero incluso en la opción “ideal” de establecer regímenes de democracia representativa en los países del Norte de África y Oriente Medio, la gente trabajadora no ganará nada. El trabajador, dispuesto a arriesgar su vida por la
“democracia” –es como un esclavo dispuesto a morir por su “derecho” a elegir amo. La democracia representativa no merece una gota de sangre humana.

En la lucha que, por el poder, se despliega en la región, los estados europeos de la OTAN y los Estados Unidos han tomado, aún más abiertamente, partido por los grupos políticos opositores, con la esperanza de que la victoria de estas fuerzas y el modelo de “democratización” del su dominio político, les traerá nuevos beneficios y privilegios. Apoyando la “democracia” en Túnez y Egipto,
ellos esperan fortalecer allí su influencia, liberar a sus “inversores” capitalistas de la corrupción de los dictadores, y tomar su parte en la próxima privatización de la riqueza de los clanes dominantes. Ayudando a la oposición liberal, monárquica y fundamentalista religiosa, que actúa en conjunción con una serie de antiguos oficiales del régimen de Gadafi, esperan tomar el control de las ricas reservas petrolíferas. Junto con ellos, algunos estados árabes entran en pugna por la influencia, ya que tienen sus propias ambiciones en la región.

Los poderes-que-son una vez más van con bombas y misiles a “salvar” las vidas del pueblo y “liberarlo” de las dictaduras, matando a la gente. Los gobiernos de los países de Europa Occidental y EEUU, son mentirosos e hipócritas: ayer ayudaban a los dictadores, los abrazaban y les vendían armas. Hoy demandan que se vayan los dictadores, “escuchando las demandas del pueblo”, pero no dudan en suprimir las protestas de la población de “sus propios” países, ignorando completamente sus demandas. Cuando la vasta mayoría de los habitantes de Francia o Gran Bretaña, Grecia o España, Portugal o Irlanda dicen que no quieren pagar de su bolsillo la ayuda estatal a los bancos y
las empresas, y demandan la cancelación de las medidas de austeridad, las pensiones antisociales y las reformas laborales, las autoridades responden que en democracia “no gobierna la calle”.

Una intervención “humanitaria” da a los gobernantes de Europa Occidental y Estados Unidos una gran oportunidad de distraer a la población de los países-en-su-poder de las consecuencias de la crisis actual. La “corta y victoriosa” guerra para “salvar al pueblo y la democracia” está diseñada para hacer que los trabajadores europeos y norteamericanos se olviden de las políticas antisociales de gobiernos y capitalistas, y experimenten de nuevo el orgullo de sus “humanos” y “justos” gobernantes, en una próxima edición de la “sagrada alianza” entre opresores y oprimidos.

Llamamos a los trabajadores del mundo para que no apoyen un fraude “democrático” y “humanitario” y para que se opongan firmemente a la nueva escalada de la barbarie capitalista en el Norte de África y Oriente Medio.

Si pudiéramos llevar nuestra voz a los oprimidos y pobres explotados de la región, por encima de distancias de miles de kilómetros y barreras de lenguaje, les animaríamos a retomar los motivos económicos y sociales y los temas iniciales de sus protestas, a rebelarse, a seguir con las huelgas y manifestaciones contra los bajos salarios, los altos precios y el desempleo, por la emancipación social –pero no para permitirles involucrarse en juegos políticos de una lucha de poder entre diferentes facciones de la clase dirigente.

Llamamos a los trabajadores de Europa y América para que salgan a las calles a protestar contra la nueva guerra “humanitaria” en interés de los estados y los capitalistas. Llamamos a las Secciones de la Asociación Internacional de los Trabajadores para que aumenten su agitación internacionalista y anti-militarista y para que inicien manifestaciones y huelgas anti-guerra.

¡ABAJO LA GUERRA!
¡ABAJO TODOS LOS ESTADOS Y EJÉRCITOS!
¡NI UNA SÓLA GOTA DE SANGRE POR LA DICTADURA O LA DEMOCRACIA!
¡NO A TODOS LOS GOBIERNOS Y “OPOSICIONES”!
¡POR LA SOLIDARIDAD CON LA LUCHA DE LA GENTE TRABAJADORA POR SU
EMANCIPACIÓN SOCIAL!
¡VIVA LA AUTO-GESTIÓN GENERAL DE LA GENTE TRABAJADORA!


Confederación de Anarcosindicalistas Revolucionarios,
Sección de la AIT en la Región Rusa

www.aitrus.info
Diseñado por Barricada Visual 

domingo, marzo 20

Motherfuckers! De los veranos del amor al amor armado

 
Las vallas del Festival de Woodstock son derribadas mientras alguien saquea un almacén propiedad de la organización y reparte entre la muchedumbre sacos de dormir y tiendas de campaña. En el Lower East Side de Nueva York exhiben navajas, aunque también tienen armas de fuego. Se preparan para algo mayor.

"Vivían como ratas" Abbie Hoffman
"Eran gente muy desagradable: barbudos, gordos, airados, beligerantes, feos, perdedores y duros" Wayne Kramer

Proveen de comida a los sin techo de la ciudad, al mismo tiempo que retan a la industria del rock and roll, a los empresarios rebeldes y a MC5. La visita de la banda de Detroit acaba con sus miembros huyendo de la ira motherfucker. No piden nada. Lo toman todo. Simulan el asesinato de un poeta y realizan una abierta apología de una asesina real, Valerie Solanas y sus disparos contra el arte (Andy Warhol). Intentan cerrar el Museo de Arte Moderno, inundan de vagabundos salas de arte y pretenden acabar con todos los policías de la ciudad. Pelos largos, hombres lobo, drogas, comunas y chaquetas negras de cuero.

Están frente al Pentágono, desafiando a los policías que lo custodian, mientras los yippies pretenden hacerlo levitar. No eran hippies, ni tampoco una organización política al uso. Eran una banda callejera politizada, una tribu y un clan revolucionario, un oscuro grupo de afinidad convertido en una verdadera familia cuyo discurso giraba en torno a una constelación de ideas que incluían a Dadá, la anarquía y la autodefensa armada. Por vez primera en castellano, los textos, panfletos y pósters de Black Mask/Up Against the Wall, Motherfuckers!


Colección Memorias del Subsuelo 
Formato 150 x 200 mm 
254 pags

jueves, marzo 17

Poesía - Jose María Fonollosa

PASSEIG DE GRÀCIA 4

Me cazaron como a una pieza más
las tribus escondidas entre arbustos.

Bárbaros y cristianos me lincharon
por no asumir, hipócrita, sus cultos.

Y señores feudales me colgaron
en árboles añosos y robustos.

En los colonialajes me inmolaron
por temor a que fuera un día grupo.

En guerras fraticidas o ideológicas
me ejecutaron con desprecio público.

En dictaduras de contrario signo
me fusilaron pronto frente a un muro.

Y en toda ocasión fue por una causa
noble: Dios, Libertad, Orden, Futuro...

Sí. Quisieron destruirme, aniquilarme,
mas siempre permanezco yo, individuo.

De su libro: Ciudad del hombre: Barcelona

lunes, marzo 14

Lanzamiento del vÍdeo-panfleto: ¿POR QUÉ ANARQUISTAS?

video
Este panfleto audiovisual realizado por el Grupo Anarquistas Rosario en el año 2010 ofrece un breve pero efectivo acercamiento a los fundamentos centrales sobre los que se han formado las críticas y las propuestas del movimiento anarquista. Remarcar una visión del mundo opuesta a la de la burguesía dominante implica poner en cuestión los pilares que la sostienen: el capitalismo, los gobiernos y la religión, haciendo hincapié en la necesidad de comprender su interrelación como partes indivisibles dentro de una totalidad. Hoy como ayer es imprescindible la existencia de herramientas como esta producción que reafirma la incansable denuncia sobre la farsa de que un buen capitalismo es posible, la farsa detrás de las diferencias ideológicas
de los distintos gobiernos y sectores políticos, detrás de la salvación religiosa, de los medios de comunicación… es por lo tanto que este video al repasar las posiciones críticas básicas sostenidas por los y las anarquistas, demuestra la vigencia que éstas tienen en la actualidad y que continuarán conservando en tanto este orden de cosas no se revierta de una vez y para siempre.

Duración: 17 min.

Contacto: grupoanarquistasrosario.blogspot.com
anarquistasrosario[a]yahoo.com.ar

Descargar video-panfleto: ¿POR QUE ANARQUISTAS?
http://www.megaupload.com/?d=4BU9I5MB

Descargar: Portada y contraportada
+ Panfleto en versión texto
http://www.mediafire.com/?p78d4fc4czv88hl

Ver video on-line:
http://www.dailymotion.com/video/xgg51w_news

Extraido de: http://grupoanarquistasrosario.blogspot.com/2011/03/lanzamiento-del-video-panfleto-por-que.html

viernes, marzo 11

Tortura: Testimonio de Beatriz Etxebarria

Beatriz Etxebarria relata en primera persona el momento de su detención, el viaje de traslado a Madrid y los cinco días de incomunicación.

BEATRIZ ETXEBARRIA
· Fecha detención: 1 de Marzo de 2011.
· Cuerpo policial: Guardia Civil.
· Días incomunicación: 5 días.
· Juzgado: Juzgado Central de Instrucción nº 3 de la Audiencia Nacional.
Titular, Fernando Grande-Marlasca
 Detención y registro

Sobre las 4:00 de la mañana del 1 de marzo de 2011 revientan la puerta. Me agarran del pelo y me llevan en volandas al salón. Estoy en sujetador y no me dejan ponerme ropa durante el registro. En el salón me reducen con violencia y en el sofá me intentan poner las esposas. Se enfadan porque me quedan pequeñas. Me dicen mientras sigo sentada en el sofá: «Ya verás qué cinco días vas a pasar».
Me mareé un poco durante el registro del trastero. Me agarran muy fuerte del brazo, me dejan marcas. Me ponen esposas de cuerda y me las van apretando cada vez más.
Al salir de casa me amenazan: que no mire ni hable con mi pareja. Me llevan donde estaba el coche y me prohíben mirar el registro.
Me llevan al forense de Bilbo: me miran bien, tengo marcas en las muñecas de las esposas, tenía las venas hinchadas, y algún rasponazo. Los brazos rojos, por la forma de agarrarme, y agarrotados.

Viaje: 

Me montan en el Patrol. Me obligaban a cerrar los ojos y me los tapan ellos mismos con la mano. Escucho cómo hablan de encontrarse con otro coche.
Paran. Un guardia civil, que se hacía llamar el Comisario, viene a buscarme y cambiamos de coche. El de ahora no es un Patrol, es un coche normal por el espacio y la altura al entrar. El Comisario empieza a gritarme al oído y a amenazarme: «Soy militar y estoy entrenado para matar». Me dice que tengo dos opciones: hablar desde el principio, o no. Noto cómo sacan una bolsa y me la ponen encima de las manos Durante el viaje a Madrid me dan golpes y collejas en la cabeza, y constantes amenazas. Me dicen que va a parar el coche y «te voy a poner en pelotas, te tiro a la nieve y te voy a abrir en canal». El Comisario se quita la chaqueta y empieza a restregarse contra mi cuerpo. El otro policía que estaba a su lado «apacigua» a El Comisario pero también me amenaza. Me hacen «la bolsa» dos veces de camino a Madrid.

Comisaría

En la comisaría había diferentes habitaciones: en una escuchaba los gritos del resto de detenidos y había otra que estaba más abajo que me daba la sensación de que estaba aislada, y ahí el trato era todavía peor. A la primera la llamaré la «habitación dura» y a la otra «la muy dura».
Siguen las amenazas y El Comisario me mete a una celda y me dice que piense bien qué voy a hacer. Me sacan de la celda y me llevan al forense.
Son sobre las 20.30 del martes. Le relato que estoy siendo torturada. Me vuelven a llevar a la celda.
Me llevan a la «habitación dura». Allí oía gritos del resto de detenidos/as. Me sientan en una silla y me mojan las manos, mientras escucho ruidos de algo que parecen electrodos. Cuando estaba en la celda también escuchaba esos mismos ruidos. Me dicen que tengo que hablar y me empiezan a quitar la ropa hasta dejarme totalmente desnuda. Estando desnuda me echan agua fría por encima. Me vuelven a poner la bolsa hasta tres veces seguidas. Me amenazan con hacerme la bañera. Estando desnuda, me ponen a cuatro patas encima de una especie de taburete. Me dan vaselina en el ano y en la vagina y me meten un poco un objeto. Sigo desnuda y me envuelven en una manta y me dan golpes. Me agarran, me zarandean y me levantan del suelo.
Me vuelven a llevar a la celda hasta la mañana del miércoles, cuando vuelvo a visitar al forense. Le cuento algo sobre el trato al que estaba siendo sometida y su actitud fue mala.
Vuelvo a la celda y allí trato de «descansar» un poco. Después de pasar un rato, viene El Comisario y me lleva a la sala «muy dura». Allí me vuelve a desnudar. Me estira del pelo, me da golpes en la cabeza y me grita al oído que es militar y que está entrenado para matar y que «te voy a destrozar toda por dentro para que no puedas tener pequeños etarras».
Me vuelven a llevar a la celda y después de estar allí, al forense. No le cuento nada, al ver cuál había sido su actitud en la última visita en la que cuestionaba el relato de torturas que le había hecho.
En los interrogatorios siempre había mucha gente. Una vez conté hasta siete voces diferentes. Me amenazan constantemente con mi pareja (al que escucho cómo está siendo torturado). También me amenazan con detener a mi hermano. Me dicen que como no haya trato no sólo van a detener a mis padres, sino que también van a llevar a mi abuela «en bragas y que se la iba a follar».
El anteúltimo día El Comisario me vuelve a desnudar. Tira una manta al suelo, grita y me dicen que me van a violar, otra vez. Me da la impresión de que él se empieza a quitar la ropa, escucho cómo se quita el cinturón. Entonces, al que llamaban Garmendia intenta tranquilizarle, lo saca de la sala en la que estaban y escucho cómo hablan. Garmendia entra otra vez en la habitación y me dice que le prometa que voy a declarar.
El último día tuve hasta seis interrogatorios. La segunda declaración policial la hago el sábado a las 5:40. Después no me vuelven a desnudar y la agresividad era menor, incluso llegaron a decirme si quería ver a Iñigo.
Las amenazas no cesaron hasta llegar a la Audiencia Nacional. En el furgón, El comisario, que estaba sentado a mi lado, me dijo que tenía que ratificar delante del juez la declaración.
Durante todo el periodo de incomunicación, salvo cuando iba donde el forense, estuve con los ojos tapados con diferentes antifaces. Había alguno de látex que tenía una especie de polvo que ellos decían que si abría los ojos me iba a quedar ciega. Yo sí notaba que cuando me lo quitaban (para ir al forense) me picaban los ojos durante un rato. Cuando estaba con El Comisario me ponían otro antifaz que era como de terciopelo.
Durante la incomunicación estuve sobre todo con tres policías (El Comisario, El Inspector y Garmendia, que era menos salvaje), aunque durante los interrogatorios solía haber mucha gente siempre en la habitación.
Ante el juez negué la declaración policial y denuncié haber sido torturada.

--
"No; no es por un crimen por lo que nos condenáis a muerte; es por lo que se ha dicho en todos los tonos, es por la anarquía; y puesto que es por nuestros principios por lo que nos condenáis, yo grito sin temor: ¡SOY ANARQUISTA!."

jueves, marzo 10

Jornada internacional de acción solidaria con los 300 trabajadores inmigrantes en Grecia, huelguistas de hambre

Últimos consejos de viaje a Grecia: Es posible que haya oído hablar de que Grecia es un país hermoso para visitar, con una cocina deliciosa y un pueblo muy hospitalario. Tenga cuidado: esta no es toda la verdad. La realidad para cientos de miles de visitantes es completamente diferente. Hay una amenaza general de violaciones de los derechos humanos. Los expatriados y visitantes que cruzan la frontera griega, puede ser que sean deportados o trasladados a centros de detención durante 2-4 meses o más. Si o cuando estos visitantes son puestos en libertad, se ven obligados a trabajar en la agricultura, la industria local, el crimen organizado, o como vendedores ambulantes, sin documentos o cualquier otro derecho civil. A los visitantes de Grecia se les advierte sobre el abuso, la intolerancia, el odio, la calumnia y la violencia indiscriminada por parte del Estado griego…

Grecia está explotando a unos 500.000 inmigrantes ilegales y refugiados, a fin de mejorar el estado miserable de la economía nacional. El año pasado, casi 140.000 inmigrantes cruzaron la frontera griega en búsqueda de una vida mejor. La mayoría de ellos van a ser ilegalizados durante varios años y van a ser tratados como unos
esclavos contemporáneos indeseados.

Desde el 25 de enero, 300 inmigrantes que trabajan y viven en Grecia desde hace muchos años han comenzado una huelga de hambre en todo el país, en Atenas y Tesalónica. Están reclamando la legalización de todos los inmigrantes indocumentados en Grecia. Su lucha es una lucha de todos los inmigrantes, de los trabajadores y los ciudadanos del mundo.

El 10 de marzo será el día 45 de su huelga de hambre, ¡sin embargo, el Estado griego no ha respondido aún a sus justas demandas!

Llamamos a la gente en Grecia y en todo el mundo a llevar a cabo el 10 de marzo acciones de desobediencia civil, en solidaridad con los 300 huelguistas de hambre. Pedimos a todos que dirijan sus acciones al punto flaco de Grecia, el turismo: el 15% del Producto Interno Bruto de la nación proviene del turismo. De hecho, el turismo y la inmigración son las dos caras del derecho legal de la libertad de movimiento.

Les proponemos un blanco fácil de alcanzar que pueden encontrar en casi en todos los países: las Oficinas de Turismo de Grecia. Pueden, por ejemplo, manifestar, bloquear, ocupar, repartir folletos, o llevar a cabo otras acciones creativas fuera, dentro o en las proximidades de las Oficinas de Turismo Griegas.

Las direcciones de las Oficinas de Turismo de Grecia en el extranjero están aquí: http://internezia.net/addresses.html

Si usted no tiene una Oficina de Turismo Griega en su ciudad, puede orientar sus acciones contra las embajadas o empresas griegas, o simplemente manifestar en lugares públicos concurridos o en los medios
de comunicación.

300 ASESINATOS O LEGALIZACIÓN

martes, marzo 8

8 de marzo: ¿día de la mujer trabajadora?

Hoy, 8 de marzo, se festeja el día internacional de la mujer, en memoria de  la masacre ocurrida en 1908, cuando el propietario de una fabrica textil  decidió que la mejor manera de sofocar la revuelta producida por las obreras  en reclamo por mejoras laborales, era incendiarla con todas ellas adentro.

En este día, mientras diversas agrupaciones realizan festejos, nosotr@s  nos preguntamos: 
                          
FESTEJAR QUE?

Acaso aquellas medidas reformistas que apenas alcanzan a enmascarar los  maltratos que seguimos sufriendo? o el ascenso de aquell@s mujeres que  encontraron en el feminismo un camino para ejercer su ambición de poder  y su autoritarismo? 

Nosotr@s decimos:
       
BASTA DE AUTORITARISMO Y DE MALTRATOS HACIA Y ENTRE MUJERES

Hoy denunciamos que la lucha se ha desvirtuado, ¿queremos seguir  adelante con el discurso de la igualdad?  ¿queremos una lucha que no cuestiona las bases del patriarcado, sino  que nos cede amablemente un espacio en su estructura de poder? 

Nosotr@s decimos:
                
NO QUEREMOS LEYES, NO QUEREMOS PERMISOS 
NO OBEDECEREMOS OTRA VOLUNTAD QUE NO SEA LA NUESTRA

Porque hoy, mientras desde el discurso oficial se pregona la igualdad  de derecho, y la liberación femenina es dada por hecho, nosotr@s seguimos  sufriendo violencia psíquica y física. Violaciones y abusos sexuales,  agresiones verbales, desvalorización de nuestro trabajo y tal  menosprecio de nuestr@s personas que lleva hasta a la imposición de estereotipos  estéticos basados en la represión, mutilación y agresión hacia nuestros cuerpos,  convirtiendolos en un producto de consumo, sometido siempre a la aprobación  de los demás. La exigencia de adecuarse a este "modelo de belleza" nos arroja al  consumo indiscriminado de productos costosos y nocivos, consume nuestra energía  y debilita nuestros cuerpos. El precio para l@s que no ceden a esta exigencia  se paga con la exclusión, y algun@s mueren en el intento...
   
DEPILACIÓN  TRATAMIENTOS Y DIETAS ADELGAZANTES  CIRUGÍAS  IMPLANTES PERFUMES  COSMÉTICOS  HIGIENE FEMENINA PASTILLAS VESTUARIOS  MAQUILLAJES  MODELOS DE COMPORTAMIENTO ETC.

Estos son los nuevos métodos de tortura con los que se nos mantiene  sumis@s y dominad@s, mutilando nuestr@s formas y procesos naturales,  pretendiendo que nos avergoncemos de nosotr@s mismas, que nos ocultemos. Vergüenza  de nuestros cuerpos, de nuestro olor, de nuestra sangre, vergüenza de  nuestros deseos y de nuestros ideales.
               
 LA INQUISICIÓN PERMANECE INVISIBLE. 
 YA NO NOS QUEMAN, 
 PERO NOS VACÍAN POR DENTRO

Nosotr@s rechazamos esa vergüenza y les respondemos enarbolando aquello  que el patriarcado mas aborrece:
                 
DEJAREMOS LA HUELLA DE NUESTR@ LUCHA 
DECORADA CON NUESTRA SANGRE MENSTRUAL

Hoy NO FESTEJAMOS, NO NOS ALEGRAMOS, el día de hoy es un recordatorio  para la resistencia y para la acción. Un día marcado por la sangre de tod@s:  bruj@s, put@s, fe@s, tort@s,trol@s,...harpi@s. y AMEN (que así sea) Harpías somos un grupo de mujeres que trabajamos desde la autonomía,  haciendo acciones directas. 
            
“Mujer que se organiza no plancha más camisas” 



Harpías, colectivo anarco-feminista de Buenos Aires
  
  


jueves, marzo 3

Venezuela: Condenado a prisión el sindicalista Rubén González

Después de 28 audiencias, realizadas por espacio de 4 meses, el Tribunal Sexto de Juicio a cargo de la juez Magda Hidalgo, ubicado en la ciudad de Puerto Ordaz, condenó al sindicalista Rubén González a la pena de 7 años y 2 meses de prisión por haber apoyado una paralización de actividades en la empresa Ferrominera, ubicada en Ciudad Piar.  --- Al escuchar la sentencia, realizada alrededor de las 6 y 30 de la tarde de este lunes 28 de febrero, el sindicalista afirmó “Estaré preso, pero hice lo que tenia que hacer”. La defensa presentó 70 testigos desde el 3 de noviembre de 2010 desde que comenzó formalmente el juicio, todos y cada uno relataron la legitimidad de la paralización de actividades por deudas e incumplimiento de la contratación colectiva, el carácter pacífico de la huelga y la permanente actitud pacífica del líder sindical que en todo momento promovió la intermediación con los patronos para la satisfacción de las demandas obreras.

El Libertario ha venido acompañando el caso de Rubén González, un caso que ha denunciado a nivel nacional e internacional, promoviendo la solidaridad de las organizaciones anarquistas. Para nosotro/as es un caso emblemático que desnuda el carácter autoritario y antipopular del gobierno bolivariano. La condena contra Rubén González es un claro mensaje contra los trabajadores y trabajadoras del país, especialmente contra los de las empresas básicas de Guayana (la región suroeste del país), para que desistan de pelear en la calle por sus derechos.

González también es un ejemplo de la política estatal de criminalización contra la protesta popular, la cual es ejecutada por la Fiscalía y los Tribunales, la Defensoría del Pueblo, los medios de comunicación estatales y los falsos medios comunitarios como Aporrea y ANMCLA.

Desde El Libertario queremos expresar nuestras palabras de aliento y solidaridad a Rubén, Yadith (su esposa), la familia González y todos los trabajadores de Ferrominera de Ciudad Piar. Asimismo, nos sumamos a la convocatoria a una concentración en Caracas, frente a la Fiscalía General de la República, este miércoles 2 de marzo de 2011 a las 10 de la mañana, para rechazar la condena contra González, contra el sindicalismo combativo y contra el derecho a la huelga en Venezuela.

A-Infos