Cuando la multitud hoy muda, resuene como océano.

Louise Michel. 1871

¿Quién eres tú, muchacha sugestiva como el misterio y salvaje como el instinto?

Soy la anarquía


Émile Armand

martes, junio 29

Estudio del Estado (XII)

La crisis económica iniciada en 2007 está mostrando la realidad hoy del ente estatal, y de su relación con el capital.

Lo decisivo es que, de no ser por la intervención del primero, el capitalismo mundial, muy probablemente, se habría desintegrado en el otoño de 2008, cuando los principales bancos de EEUU, así como bastantes grandes empresas, cayeron en una situación de quiebra que ha sido solventada, por el momento, gracias a la magna operación de rescate financiero realizada por aquél. En efecto, el Estado otorgó a las firmas multinacionales en colapso una masa monetaria próxima al billón de dólares, operación aún no terminada que le ha convertido en el principal accionista de las 6 mayores entidades financieras de ese país. Éstas conocen así una nacionalización (estatización) de facto, situación sin precedentes y quizá irreversible.

Ello viene a significar que el futuro del capitalismo, probablemente, sea el capitalismo de Estado.

La crisis económica en curso es un acontecimiento complicado que no admite explicaciones monistas. Su etiología es una mezcla de factores, entre los que cabe destacar la sobreproducción de mercancías, la sobreactividad del capitalismo financiero, el agotamiento de los recursos naturales junto con la devastación de los suelos agrícolas y, sobre todo, la hiper-extensión del Estado. En mi libro "Crisis y utopía en el siglo XXI" señalo que esta última es la causa principal, que se irá manifestando todavía más como tal en el futuro próximo.

Los acontecimientos que están teniendo lugar parecen dar la razón a esa interpretación, en primer lugar las medidas del gobierno de la izquierda para incrementar la explotación fiscal de las clases populares, las cuales son sólo el comienzo, pues el desarrollo en flecha del capitalismo estatal convierte el expolio tributario en cuestión cardinal.

El Estado sólo puede vivir expandiéndose. En particular, como expongo en el libro "La democracia y el triunfo del Estado", desde el siglo XVIII, con la hórrida Ilustración, y sobre todo con el constitucionalismo liberal fundamentado en la perversa Constitución de 1812, antecedente de la vigente, de 1978 (apoyadas ambas con delirio por el progresismo y la izquierda, hoy las fuerzas políticas principales del capital), el artefacto estatal, la peor expresión de la voluntad de poder, ha entrado en una fase de desarrollo tan descomunal que ya ha arrasado con la libertad en todas sus expresiones, de conciencia, política y civil. En ello reside la causa última de la crisis económica, que adopta la forma de un declive continuado de las sociedades occidentales, las más estatizadas del planeta.

La conversión del ente estatal en un monstruo hipertrófico que todo lo domina, todo lo vilifica y todo lo destruye, dado que todo lo sacrifica a la razón de Estado, tiene unas consecuencias económicas, y unos costes (explícitos y sobre todo ocultos) descomunales, que ahora sólo es posible enumerar. La degradación pavorosa de la mano de obra, que es la principal fuerza productiva, por causa de la destrucción de la esencia concreta humana que el ente estatal induce para asegurarse su dictadura en lo político. El sobre-desarrollo de la tecnología, que como elemento de dominación es muy eficaz, pero que tiene unos costos ocultos descomunales, además de ser dudosamente efectiva en muchas actividades productivas. La expansión del parasitismo por el incremento vertiginoso del capitalismo subvencionado, esto es, del capitalismo estatal en sus muchas variantes. El fomento de sectores improductivos, no sólo los partidos políticos, sindicatos, ONGs, estetas "rompedores", grupos "antisistema" y otros pícaros, todos subsidiados, sino también, pongamos por caso, el aparato universitario, cuyos 2,4 millones de estudiantes y quizá 300.00 catedráticos y profesores son una carga que la economía a duras penas puede ya financiar. Los costes enormes de la culminación exitosa del Estado policial (ahora viento en popa gracias a la Ley de Violencia de Género del feminismo de Estado). Pero, sobre todo, los gastos colosales (directos y mucho más aún indirectos) del aparato militar.

Todo ello ha creado una sociedad del parasitismo y la subvención, la incompetencia y la irresponsabilidad, el hiperconsumo y el derroche, que proviene de la subordinación de todo y todos a la razón de Estado. Esto se define por la tríada entontecimiento, despilfarro e hiper-dominación, y empieza a no ser viable económicamente, mucho más cuando en el Tercer Mundo emergen potencias neo-imperialistas (China, Irán, Brasil, Sudáfrica, India, Arabia Saudita y otras) que están comenzando a disputar a Occidente la hegemonía planetaria, sin ser mejores, pues en diversas cuestiones son incluso peores.

Hay dos conclusiones. Una es que el Estado no se ha desintegrado en la crisis económica en curso, mientras que el gran capital multinacional sí lo ha hecho, de manera que el primero es el enemigo principal, al ser más poderoso y activo, lo que demanda redoblar la denuncia y lucha contra él. Otra, que debemos abandonar las explicaciones decimonónicas de las crisis económicas capitalistas para ir elaborando una interpretación adecuada al supercomplejo siglo XXI.


 Félix Rodrigo Mora

domingo, junio 27

"Informe para una Academia" de J. Kafka


Hace cinco años que el mono Pedro el Rojo fue capturado en la Costa de Oro y transportado en barco hasta Hamburgo, donde se encontró con la disyuntiva sobre su vida futura: ¿zoológico o variedades? Pedro, que se debate entre la salida de la adaptación o la muerte, opta por la primera, decide dejar de ser mono, renunciando a su propia identidad. Elige el teatro de variedades y se somete a un proceso educativo para olvidar su naturaleza simiesca y adoptar la humana. Tras estos cinco años de confusión, esfuerzo, renuncia, dolor y soledad, la Academia científica pide a Pedro un informe sobre su vida simiesca anterior, sobre todo aquello que tuvo que olvidar para sobrevivir y cuya renuncia le exige una urgente necesidad de autojustificación.

Y de ese precio que hay que pagar para sobrevivir en cualquier ámbito de la vida, por adaptarse, por ser “aptos” para formar parte de algo, por el dilema entre dejarse amaestrar o “morir”, trata Informe para una Academia. Una metáfora de la lucha interna de cada hombre, que mira a la libertad y a la necesidad en relación a la voluntad de acción como concepto vital.

Lo podéis leer aquí: http://www.ordiziagune.net/jeitsi/inklusiba/Informe%20para%20una%20Academia%20%28Franz%20Kafka%29.pdf

viernes, junio 25

Maldito fútbol (profesional)


MUNDO FACUNDO/
Antonio Pérez, el Otro

Máldito fútbol (profesional)

En términos de mano de obra y de control social, la mayor empresa del mundo es la multinacional del fútbol, la FIFA. Sus 265 millones de trabajadores –léase, futbolistas federados- y el embrutecimiento planetario que ha conseguido, le dan derecho a tan dudoso título. Por lo tanto, su presidente, el suizo Joseph Sepp Blatter, es el maleante más pernicioso para la Humanidad.
Blatter personifica que el fútbol profesional sea hoy sinónimo de trata de negros, lavado de dinero, banderín de enganche para nazis, dopaje a gran escala, especulación inmobiliaria, semillero del machismo, desvío de subvenciones oficiales, explotación infantil, puterío de lujo para unos pocos y venéreo para muchos, ofuscación de intelectuales, evasión fiscal, imbecilidad generalizada y, en definitiva, máximo control estatal garantizado por la mayor opacidad. En pocas palabras, las 208 sucursales nacionales que se amparan la FIFA representan el triunfo indiscutible de las Mafias.
En este mes y desde su sede en Zurich –oh casualidad, capital de la delincuencia de guante blanco-, la FIFA celebra en Sudáfrica su máxima convención: la Copa del Mundo, una farsa que delata su sistemático apoyo a las peores dictaduras. Ejemplos: en 1934 y 1938, logró que Mussolini ganara las dos Copas; en 1954, que los nazis alemanes lavaran su inmediato pasado; en 1978, que los militares argentinos siguieran desapareciendo opositores –previo peaje a la mafia suiza del 10% del presupuesto nacional-; en 1994, que mil millones de televidentes se olvidaran que los EEUU, país anfitrión, acababan de invadir Haití, bombardear Serbia y humillar por enésima vez al pueblo palestino con la firma del acuerdo de Dayton.
Sabemos que el deporte no sólo sirve para ensalzar a los tiranos sino también para hundir a los tibios. El antecedente más claro está en Grecia, país que no sólo se arruinó con las Olimpiadas 2004 sino que, peor aún, aprovechando la inercia del embrutecimiento popular causado por el olimpismo, su élite siguió saqueando las arcas públicas con los resultados que hoy vemos.
En cuanto al deporte rey, consignemos que Sudáfrica ha gastado más de 4.300 millones de euros en las infraestructuras que exige la organización de su Copa –el presupuesto completo es secreto de Estado-. Solamente la construcción de los estadios, a un coste medio de 100 millones de euros, ha supuesto la deportación de millares de familias, el recorte de los gastos sociales y, en especial, el establecimiento definitivo de una profunda corrupción.
¿Correrá Sudáfrica la misma suerte que Grecia? Quizá la respuesta dependa del grado en el que los sudafricanos se encadenen a la rueda del capitalismo deportivo. Visto el actual abandono de los ideales con los que derrotaron al apartheid, Blatter se está frotando las zarpas y no digamos Obama-Sarkozy- Cameron, obsesionados con arrebatar África
a los chinos.
El fútbol profesional, sumidero del trabajo de 265 millones de esclavos –a los que debemos restar diez mil afortunados-, no merece ni un minuto de adoración televisiva. Merece indiferencia absoluta. Y, eso sí, tolerancia cero contra los narco-futboleros que nos induzcan a su consumo.

miércoles, junio 23

La UE vigilará a los ciudadanos de opiniones radicales


Entre los logros de la Presidencia española de la Unión Europea, ha pasado prácticamente desapercibida la aprobación de un programa de vigilancia y recolección sistemática de datos personales de ciudadanos sospechosos de experimentar un proceso de “radicalización”. Este programa puede dirigirse contra individuos involucrados en grupos de “extrema izquierda o derecha, nacionalistas, religiosos o antiglobalización”, según figura en los documentos oficiales.
El pasado 26 de abril, el Consejo de la Unión Europea reunido en Luxemburgo abordó el punto del orden del día titulado “Radicalización en la UE”, que concluyó con la aprobación del documento 8570/10. La iniciativa forma parte de la estrategia de prevención del terrorismo en Europa, y se concibió inicialmente para grupos terroristas islámicos. Sin embargo, el documento extiende la sospecha de tal forma y en términos tan genéricos que da cobertura a la vigilancia policial de cualquier individuo o grupo sospechoso de haberse radicalizado. Así, un activista de una organización civil, política o ciudadana, sin vínculos con el terrorismo, podría ser espiado en el marco de un programa que invita a investigar desde el “grado de compromiso ideológico o político” del sospechoso, hasta si su situación económica es de “desempleo, deterioro, pérdida de una beca o de ayuda financiera”.
El documento aprobado recomienda a los Estados miembros que “compartan información relativa a los procesos de radicalización”. ¿Qué entiende la UE por radicalización? El texto debería definir el concepto, pues eso permitiría acotar la vigilancia al ámbito del terrorismo islamista, pero no lo hace. Se insta, por el contrario, a considerar entre los objetivos a todo tipo de defensores de ideas heterodoxas. El acuerdo pone también bajo la lupa policial a ciudadanos que defiendan las ideas radicales clásicas, las de aquellos partidarios del reformismo democrático que tanto bien han hecho a la democracia. Incluso podría aplicarse contra quienes se consideren radicales en sentido etimológico, pues “radical” es, ni más ni menos, el que aborda los problemas en su raíz.
El acuerdo pulveriza el espíritu europeo de tolerancia hacia todas las ideas, siempre que se defiendan mediante la palabra pues, en su afán de prevenir el terrorismo, amplia el abanico de sospechosos hasta diluir la notable diferencia entre los medios con que se defienden las ideas y las ideas mismas.
El programa completo de vigilancia está recogido en un documento anterior, el 7984/10, titulado “Instrumento para almacenar datos e información sobre procesos de radicalización violenta”, de marzo de este año. Casualmente, a este texto se le dio carácter confidencial, y sólo se ha conocido gracias a que la organización de defensa de las libertades civiles statewatch.org ha tenido acceso a él y lo ha hecho público. La ONG denuncia que este programa “no se dirige en primer lugar hacia personas o grupos que pretendan cometer atentados terroristas, sino a gente que tiene puntos de vista radicales, a los que se define como propagadores de mensajes radicales”.
Entre los objetivos del documento secreto figura “combatir la radicalización y el reclutamiento”, e incluye alusiones relativas a la persecución de quienes inciten al odio o a la violencia que sí parecen dirigidas a grupos terroristas o filoterroristas. Sin embargo, éstas resultan innecesarias, pues ya están castigadas en la legislación penal de los países europeos. El texto alude indistintamente a la “radicalización” y la “radicalización violenta”, asociando el recurso a la violencia con todo tipo de ideas extremas o antisistema. El documento invita a los gobiernos a vigilar “los mensajes de radicalización” hasta un punto rayano en la vulneración de la libertad de expresión. El programa invita a escrutar las audiencias a las que se dirigen los mensajes radicales, si éstos apoyan o no la violencia, si existen otros grupos con las mismas ideas que renieguen de la violencia, cómo se transmiten los mensajes radicales, etc.
Al descender al detalle de la vigilancia individual, recomienda investigar incluso los sentimientos de las personas que militen en grupos sospechosos, mediante planteamientos como el que insta a recabar información sobre los “sentimientos de la persona en relación con su nueva identidad colectiva y los miembros del grupo”. Y con preguntas como: “¿Ha hecho la persona comentarios sobre asuntos, principalmente de naturaleza política, usando argumentos basados en mensajes radicales? ¿Ha hecho comentarios sobre su intención de tomar parte en un acto violento?”. De este modo, el acuerdo abre una peligrosa vía de persecución de las ideas, los argumentos y hasta los estados de ánimo.
La reunión en la que se aprobó este programa de vigilancia ciudadana estuvo presidida por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ya que España ostentaba la Presidencia de turno de la UE. Asistió también el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, así como la mayor parte de los ministros de Asuntos Exteriores comunitarios.
Extraído de: http://www.cuartopoder.es/casidesnuda/la-ue-vigilara-a-los-ciudadanos-de-opiniones-radicales/210

domingo, junio 20

Guía para una dieta sin carne


Aquí os dejo una guía para dar el primer paso hacia un estilo de vida responsable con tu salud y medio ambiente, y respetuoso con los animales.
En el mundo, la prevalencia de enfermedades mortales como el cáncer, la diabetes, afecciones al colon, etc. están asociadas al consumo de carne y grasas animales. También se asocia a este consumo la emisión de grandes cantidades de CO2 a la atmósfera, y los animales sufren a diario las consecuencias de alimentarnos de dietas basadas en las proteínas animales. En ella, encontrarás información, consejos, ideas y recetas que te ayudarán a alimentarte de manera más sana para mejorar tu salud, la del planeta y la vida de los animales.
El crecimiento del mercado de productos sin carne nos brinda desde hamburguesas de legumbres o salchichas de gluten hasta helados de soja. Dejar la carne no significa necesariamente privarse de comer lo que más te gusta: en muchos sitios puedes pedir una barbacoa totalmente libre de carne. También puedes llenar tu despensa con productos que hace 20 años eran un sueño: salchichas y embutidos vegetales, leches, quesos y cremas de soja, yogures sin lácteos, mayonesa sin huevo, seitán, tempeh, tofu, etc. ¡Verás como dejar de comer carne no es sinónimo de morirse de hambre!

Aquí la podéis descargar: http://www.animanaturalis.org/d/449/guia_para_una_dieta_sin_carne

viernes, junio 18

V de veganismo


Roberto X.

Si se considera libro a un conjunto de textos, ensayos, opiniones, apuntes, pensamientos, descargas personales, pues esto es lo que leerás aquí, con el único hilo conductor que es el antiespecismo, el ver al veganismo algo más allá de una simple dieta, abriendo el abanico a lo ideológico, también en crisis en los tiempos que corren.

Es por eso que surge como necesidad también de intentar al menos, provocar debate y construcción en ese campo, viniendo desde la práctica, contada a través del papel.

Lo que viene en el libro ha sido escrito desde hace más de una década a esta parte, tomando al escribir como un ejercicio de reflexión cuando rondan cosas en la cabeza, algo que todos-as podemos hacer cuando pretendemos fundamentar una de las luchas olvidadas, una lucha donde los excluidos pasan a ser los animales de las demás especies... excluí-dos de libertad, respeto, justicia, autonomía, palabras con las cuales nos llenamos la boca, una boca muchas veces cómplice con un sistema de muerte y explotación a través de lo más cotidiano de nuestras necesidades básicas, la alimentación.

Las letras, por otra banda, quieren incluir a las demás especies dentro de esos supuestos y que posibiliten reflexionar, más allá de discrepancias banales con lo expuesto aquí.

Complementan el libro imágenes retocadas a las que le di el nombre de Situacionismo Antiespecista.

No hay caminos a la liberación animal, la liberación animal es el camino. Serán los animales quienes nos juzguen.

El Grillo Libertario - CNT-AIT Cornellá, 2010
160 págs. Rústica il. 20x13 cm
ISBN 978-84613-2103-2

miércoles, junio 16

Sentencia absolutoria para Núria Pórtulas


Núria Pórtulas, acusada de "tentativa de colaboración con organización terrorista", ha sido absuelta.

Núria Pórtulas ha sido hoy absuelta en el recurso interpuesto en el Tribunal Supremo en respuesta a la sentencia dictada por la Audiencia Nacional que la condenaba a dos años y seis meses de prisión por "tentativa inacabada de colaboración con organización terrorista", además de una multa de 810 euros, dos años y medio de inhabilitación especial para ejercer el derecho de sufragio pasivo y ocho años y medio de inhabilitación absoluta.
Por eso os convocamos a una rueda de prensa que tendrá lugar hoy a las 12:00 horas de esta mañana con la presencia de un miembro de la Asamblea y de su abogado, Benet Salelles, en el Centro Social La Maquia, C / Gobierno, 15-17 bajos, de Girona.
Desde la asamblea e Nuria os animamos a celebrarlo con un brindis a las 20h delante del ayuntamiento de cada municipio!

lunes, junio 14

Rebeldes periféricas del siglo XIX, pioneras de la liberación de la mujer


Ana Muiña

El siglo XIX nacía y avanzaba empujado por el florecimiento de los grandes movimientos sociales contemporáneos: el movimiento obrero y el sindicalismo, el pacifismo y el antimilitarismo, el anticlericalismo, el librepensamiento, la educación racionalista, el socialismo, el anarquismo, el comunismo, el feminismo -llamado también la emancipación de las mujeres-, el control de la natalidad, los matrimonios y los entierros civiles, etcétera. Entonces eran idearios frescos que seducían a cientos de miles de hombres pero también de multitud de mujeres hoy anónimas y olvidadas. Pasaron indecibles penalidades: hambre, pobreza extrema, perdida de los hijos por enfermedad y malnutrición, destierros, exilios, cárceles, torturas, intentos de asesinato, penas de muerte… a fin de propiciar para toda la humanidad "la sociedad del porvenir" que anhelaban, llena de justicia, igualdad y libertad.

El movimiento obrero femenino en el Estado español arranca con las chinches, apodo despectivo dado a las operarias textiles y, particularmente, a las cigarreras. Las tabaqueras eran muy avanzadas: las primeras en casarse por lo civil, en originar grandes revueltas por sus pésimas condiciones de trabajo, en formar las primeras hermandades de socorro mutuo en 1834 y, como no tenían permiso de maternidad, nada más dar a luz llevaban a sus bebés a la fábrica para amamantarlos, consiguiendo arrancar salas de lactancia, guarderías y escuelas dentro de los talleres.

En la década de 1860 la chusma encanallada se organiza en las asociaciones obreras y en la Primera Internacional de los Trabajadores (AIT). Una de sus primeras componentes en España fue Guillermina Rojas, pionera en obtener el título de maestra. Asimismo, en 1874, se la podía ver por las callejuelas madrileñas combatiendo con un fusil para defender la Primera República contra el golpe de Estado monárquico. A Guillermina, la prensa liberal de 1868 la apodaba "el apóstol del amor libre".

Las pioneras internacionalistas reclamaban la emancipación del matrimonio fuera de la Iglesia y de las leyes, pues otorgaba a las mujeres obreras el estatus de disponibilidad en la casa y en la cama, convirtiéndolas en criadas para todo. Querían uniones basadas en la igualdad, la libertad y el goce. Adscritas a este ideario, Teresa Claramunt, Ángeles López de Ayala y Amalia Domingo Soler, organizan en la Barcelona de 1889, la Sociedad Autónoma de las Mujeres, el primer grupo con vocación de emancipar a sus congéneres. Eran librepensadoras, anticlericales, masonas, anarquistas (Teresa y Ángeles) y en el caso de Amalia, espiritista. Impulsan las primeras escuelas laicas y racionalistas para obreras, las primeras de acogidas para mujeres sin recursos, un orfeón musical, un centro terapéutico para deficientes y El Nivel Rojo, un dispensario médico laico alternativa a la beneficencia de curas y monjas.

Artículo completo en la página 17 de: http://www.cnt-ait.tv/d/1109-2/cnt_365_web_opti.pdf

sábado, junio 12

Internazionale Situazionista


Textos completos de la sección italiana de la Internacional Situacionista (1969-1972).
Sección italiana de la Internacional Situacionista.
Traducción de Diego L. Sanromán.
Introducción de Miguel Amorós.

«Creo que no se ha escrito en Italia nada tan fuerte desde Maquiavelo.» Guy Debord (1969)

Aunque la Internacional Situacionista (IS) se fundó en Italia en 1957, no hubo en este país una sección estable de la organización hasta 1969. Para entonces todas las veleidades artísticas en la IS ya habían sido conjuradas. Si bien las teorías situacionistas habían empezado a difundirse años atrás en Italia —malamente, por cierto—, no fue hasta después del Mayo famoso cuando se constituyó en Milán un grupo que demostró ser el más indicado para desarrollar la tarea revolucionaria de la IS, por su visión de conjunto, su idea organizativa y sus capacidades teóricas. En un momento en el que la crítica de la vida cotidiana ocupaba el centro de la crítica social, las ideas situacionistas desplegaron toda su fuerza en Italia ofreciendo una visión lúcida y total de la nueva época. Fue un periodo en el que el malestar en la sociedad italiana estuvo apunto de desembocar en una insurrección generalizada, insurrección que fue liquidada por el trabajo complementario de los servicios secretos del Estado y de las fuerzas de izquierda.
Entre muchas otras cuestiones —como se verá en el libro— la IS italiana se mostró muy acertada a la hora de evaluar in situ lo que estaba ocurriendo con el terrorismo, desvelando para qué estaba siendo utilizado. Así mismo denunció con claridad el trabajo contrarrevolucionario de los llamados partidos comunistas y saludó el retorno de la Revolución Social, no sin antes anunciar los problemas inmediatos que esta tendría que solucionar.
Este libro reúne los textos completos de la sección italiana de la IS (1969-1972), traducidos por Diego L. Sanromán e introducidos por un informativo texto —una breve historia de la IS italiana— escrito por Miguel Amorós.

Pepitas de calabaza ed., Logroño 2010
356 págs 17x12 cm
ISBN 978-84-937205-8-2

jueves, junio 10

La Haine


El odio (en idioma francés: La haine) es una película francesa dirigida por Mathieu Kassovitz y estrenada en 1995 que narra la vida de tres jóvenes desheredados de la sociedad (un judío, un árabe y un negro) en un suburbio de París a mediados de la década de los noventa.Durante unos disturbios en la ciudad un joven árabe es hospitalizado a causa de los malos tratos recibidos por la policía. En esa misma noche Vinz, uno de los tres protagonistas, se hace con un revólver de la policía y asegura, con un gran odio, que con él asesinará a un miembro de las autoridades si el joven hospitalizado muere. La película transcurre durante ese mismo día, y en la larga noche en la que los protagonistas deambulan por todo París.
La película, rodada en blanco y negro, es un estudio sociológico que muestra la cruda realidad de los suburbios de París, en los que sus habitantes se enfrentan al racismo, a la discriminación y al paro, con ira pero también con cierto escepticismo como el caso de Said. El film reflexiona sobre la situación política, social y económica en la que viven los jóvenes marginados de los suburbios.
La anécdota de un hombre cayendo al vacío y pensando que "por el momento todo va bien", expuesta al comienzo y al final del film, es la imagen con la que Mathieu Kassovitz busca describir el estado de tensión en el que viven los tres personajes protagonistas.
La podéis ver y descargar aquí: http://www.cinetube.es/peliculas/drama/ver-pelicula-el-odio.html

martes, junio 8

"Fuera de la ley" de Laurent Maréchaux


Piratas, anarquistas, insumisos, ases del gatillo y otros rebeldes... Ellos escogieron su libertad.

Laurent Maréchaux.

Se sublevaron contra toda forma de injusticia, se rebelaron contra el monopolio de las grandes potencias marítimas, en oposición al advenimiento del mundo industrial, echaban de menos los grandes espacios vírgenes. Para no perder su libertad decidieron dirigirse hacia una muerte segura, anticipando de forma consciente un final ineludible. La historia de Madrin, Olivier Misson (el pirata filósofo), Calamity Jane, Marius Jacob y de otros cincuenta hombres y mujeres sedientos de libertad, para quienes la búsqueda de un mundo mejor se convirtió en una obsesión y constituyó su mayor ansia. Una injusticia arbitraria, el enriquecimiento descarado de una minoría y la opresión de los más pobres convirtieron a estas sagaces personas de honor en temibles forajidos. Sus ideales exigen un sacrificio y se pagan a un alto precio: la rueda, el pelotón de ejecución o el ensañamiento ciego de las fuerzas policiales. El robo, la huida y la soledad marcaron el destino fuera de la ley de estos liberados, y aunque las proezas armadas de estos aventureros son por todos conocidas, su verdadera revolución transcurrió a menudo en silencio. Considerados en primer lugar como aterradores malhechores, estas personas que vivieron al margen de la ley también consiguen ejercer una oscura fascinación sobre cada uno de nosotros.

Resulta difícil no compartir en secreto su sed de rebelión.

Art Blume, Barcelona 2009
240 págs. Rústica il. col. 31x25 cm

domingo, junio 6

"Un artista del hambre" de Kafka


Un artista del hambre (título original en alemán: Ein Hungerkünstler), es un relato corto escrito por Franz Kafka en 1922 pero no fue publicado hasta 1924, después de su muerte. El protagonista es una arquetípica creación de Kafka, un individuo marginado y victimizado por la sociedad. La historia detalla la decadencia y muerte de un artista hambriento profesional de un circo que se muere de hambre en una jaula. Fue ignorado sistemáticamente por el público y permaneció en su jaula hasta que uno de los administradores del circo le preguntó si aún seguía pasando hambre. Su respuesta fue que la razón por la que se moría de hambre es que nunca encontró una comida que le gustará, y después murió. Después, se ocupó su jaula con una pantera que atrajo mucho público.

Os dejo una adaptación del relato realizada por Álvaro Barba Ogazón y Alejandro Montero Hdez. - Barahona:




video

video

viernes, junio 4

Socialismo e Individualismo en Oscar Wilde


Que Oscar Wilde es un gran escritor no creo que lo dude nadie, pero que no es tan conocido su pensamiento tan cercano al anarquismo creo que es un hecho.

En su texto El alma del hombre bajo el socialismo comienza realizando una declaración de intenciones en contra de la explotación del trabajo ajeno ("esa sórdida necesidad de vivir para los demás", lo expresa Wilde con retórica propia). Pero el atrevimiento del irlandés va más allá, y resulta de plena actualidad su análisis, denunciando una sociedad en la que no solo se permite la pobreza, sino que se la mantiene viva con supuestos actos filantrópicos e incluso progresistas. Dicha actitud, según Wilde, y como ejemplo emplea al propietario de esclavos que los trata con amabilidad, impide la reconstrucción de la sociedad de tal manera que la pobreza resulte imposible. No se anda con chiquitas el socialista Wilde y denuncia la institución de la propiedad privada, la misma que engendra numerosos males y pretende luego su atenuación.Resulta nítido que Wilde quiere reemplazar la propiedad privada por riqueza pública y la competencia por cooperación.

Por otro lado, el socialismo según Wilde conducirá también al individualismo. Si la sociedad permite la base y el entorno apropiados para el desarrollo de todos los seres humanos, todavía será necesario el individualismo. Wilde profetiza, junto a los primeros anarquistas, que un socialismo autoritario, un gobierno que se arrogue el poder económico junto al político, conducirá a un estado aún peor.

La sociedad capitalista y la propiedad privada solo permite a algunos hombres realizarse, mientras muchos otros llevan la pesada carga de de la dependencia de los demás y solo pueden recoger algunas migajas de prosperidad. Esta situación es la que impide a los desposeídos ser conscientes del parálisis y envilecimiento que sufren, incluso de su propio sufrimiento para terminar acatando unas leyes que permiten la desigualdad. La solución no pasa por la tiranía económica que supondría el socialismo autoritario, sería esclavizar al conjunto de la sociedad (en lugar de a una parte), y Wilde señala lo importante de desterrar toda coacción y violencia en la sociedad. Únicamente en la asociación voluntaria podrá el hombre realizarse adecuadamente a nivel individual.

El autor irlandés recuerda lo interiorizado que tenemos el "tener" en una sociedad capitalista que adora la propiedad privada, y que la auténtica perfección está en "ser". Puede decirse que la personalidad humana ha sido absorbida por lo que posee, y ello se refleja en las leyes inglesas tan severas en cuestión de delitos contra la propiedad. La propiedad privada habría pervertido la misma noción de individualismo, impidiendo que una parte de la sociedad sufra necesidad y no pueda por ello ser verdaderamente individual, dar rienda suelta al goce y a la alegría de vivir. Acumular cosas supone malgastar neciamente la vida. No sé si Wilde llegó a leer a Stirner, y a pesar de los prejuicios que tenía éste sobre el socialismo (como una nueva abstracción autoritaria que anulase la individualidad), recuerda mucho al alemán la aseveración del irlandes de que la auténtica posesión del ser humano está dentro de él, ya que todo lo que permanece en su exterior no tiene importancia ni trascendencia alguna. Wilde no solo confió en un sistema socialista que acabara con la necesidad económica, sino que su forma de entender el individualismo era plenamente conciliable con lo social y puede decirse que necesitaba incluso de ello.

Wilde creía sinceramente en el fin de la autoridad, en lo pernicioso que resultaba, incluso de manera más desmoralizadora si se llevaba a cabo de manera sutil, una sociedad sometida. El sistema resultaba más brutal por el empleo sistemática de castigos, que por los crímenes ocasionales, incluso se habría demostrado que existe una relación entre ellos de tal manera que la disminución de la represión conduce a menos acciones violentas. El irlandés, como buen socialista, pensaba que era la necesidad, y no el vicio, el engendrador del crimen y que éste desaparecería en el sistema perfecto. Es una visión utópica, si se quiere, pero digna de tener en cuenta en un mundo en el que el autoritarismo y el reparto desigual de la riqueza siguen siendo los mayores males, por mucho que trate de maquillarse las dos cuestiones con una dominación benévola, política y económica.

Wilde hablaba de ausencia de gobierno y de autoridad, y consideraba que el Estado se convertiría en una asociación voluntaria que organizaría el trabajo, y produciría y distribuiría los artículos de primera necesidad. La visión del irlandés sobre el Estado, aunque nunca hablara del fin del mismo, nada tenía que ver con dominación ni explotación algunas, se trata de una simple cuestión de terminología. Su visión puede decirse que era clásica, por un lado, con tiempo suficiente para el ser humano para el arte y la filosofía, y con plena confianza en el progreso tecnólogico, de tal manera que fuera la máquina la encargada de hacer los trabajos más degradantes. Si en la Antigüedad, el tiempo para la virtud y el conocimiento de algunas personalidades se hacía a costa del sometimiento de otros, en la nueva sociedad sería la máquina la que ocupara el lugar de los esclavos.

El progreso tecnológico aseguraría una gestión eficaz de una sociedad libremente organizada, y gracias a ello existiría tiempo en cada individuo para la creación de la belleza. Es el arte la forma más intensa de individualismo que reconoce Wilde. Un artista libre de ataduras de ningún tipo, con libre horizonte para su expresión, como se considera igualmente al hombre de ciencia o al filósofo. De otra manera, el arte, la ciencia y la filosofía se encontrarían sujetas a la tiranía de la colectividad, en lugar de a un gobierno a una iglesia. No oculta Wilde su visión sobre el público, que suele temer la innovación y venerar a los "clásicos", algo lógico ya que la forma exacerbada de individualismo que supone el arte tiene siempre un elemento perturbador y destructor. De esta forma, se trata de asegurar la lucha permanente contra la monotonía, acabar con la esclavitud de la costumbre y de la moral establecida, y evitar la cosificación del ser humano. La llamada "opinión pública", junto a los medios de comunicación, es defenestrada por Wilde, corrompida en gran medida por la noción de autoridad; y todavía más perversa cuando trata de invadir el terreno del pensamiento o del arte, propio de la individualidad.


miércoles, junio 2

Estudio del Estado (XI)


Félix Rodrigo Mora

La apología implícita más sustantiva del Estado la realizó Platón, al argüir, en "Teages", que "cada uno de nosotros desearía ser señor de todos los hombres, y probablemente Dios",
que Nietzsche loa en "La voluntad de poder", evidenciando su demagogia "libertaria". No es verdad que todos los seres humanos apetezcan tener relaciones de dominación con sus semejantes, pues son incomparablemente mejores las de mutua ayuda y concordia, pero esa voluntad de poder se ejecuta por medio de un aparato de dominio, el Estado, al mismo tiempo aleccionante, legislador, constructor del individuo, represivo y ordenador de la vida económica.
Estatólatra firmísimo en la edad contemporánea fue Mussolini, el teórico del fascismo. Defiende una idea que, luego, alterada en la fraseología pero no en los contenidos, ha hecho suya el movimiento "antiglobalización", a saber, que el Estado (este Estado, además) puede, y debe, dominar al capitalismo.
Por eso el fascismo es una ideología "anticapitalista", con el ente estatal como elemento ejecutor.
Eso se dio también en el ala "revolucionaria" de la Falange, y algún estudioso tilda de "anticapitalista" a Juan Antonio Suanzes, fundador del INI (Instituto Nacional de Industria), en 1941, e íntimo de Franco, por su propuesta de desarrollar el capitalismo estatal y controlar el capitalismo privado. Suanzes, militar, meapilas y falangista, puede servir de guía intelectual a quienes hoy identifican la lucha contra el capitalismo con la creciente intervención del Estado en la economía.
Si lo estatal es lo "público", en ese caso Franco, que dirigió una gran expedición punitiva del Estado contra el pueblo, en 1936-39, es un personaje positivo, dado que encabezó un alzamiento
militar (algunos parecen olvidarlo), pues el ejército es el componente fundamental de la máquina estatal. Quienes loan lo "público" frente a lo privado, ensalzan el aparato de poder que ha martirizado a las clases populares en los últimos 200 años (por referirnos sólo a lo acaecido desde la Constitución de 1812), que las ha diezmado con los tristemente famosos "espadones" (Riego, Espartero, Prim, Primo de Rivera, Franco), cargado de impuestos y entontecido con la escuela "pública" (estatal) y sus derivados.

Artículo completo en la página 25 de http://www.cnt-ait.tv/d/1129-2/cnt_367_web.pdf